Remedios caseros para aliviar dolores musculares

0
348
Imagen cortesia de https://pixabay.com

En algún momento de nuestras vidas hemos sufrido de dolores musculares, ya sea por el exceso de ejercicio físico que a veces realizamos, por cansancio acumulado o por un esfuerzo que realizamos con nuestro cuerpo. Para tratar estos dolores solemos acudir al médico, el cual nos recetará alguna medicina. Sin embargo, podemos optar por hacer remedios naturales nosotros mismos. Además, de que será más sano para nuestro organismo, recuerda que mientras menos fármacos introduzcamos a nuestro cuerpo, más saludables seremos.

Principalmente debemos saber por qué duelen los músculos. Es normal cuando realizamos un ejercicio nuevo para nuestro cuerpo, o cargamos una cantidad excesiva de peso. El aumento de esta intensidad pone tensión en los músculos que utilizamos y eso ocasiona desgarres en las fibras musculares.

El aumento de vitaminas B1, B6 y B12 ayudará a tu sistema nervioso a reducir la lesión muscular mucho más rápido. Puedes encontrar estas vitaminas en el arroz integral, espinacas, pimientos e hígado. Aumenta su ingesta durante esos incómodos días y verás cómo empiezas a mejorar. Así como debes evitar el exceso de sal, consumo de carnes rojas y alcohol para evitar promover la inflamación.

También puedes consumir alimentos y vitaminas que funcionan como antiinflamatorio, como el omega 3 y las vitaminas A y C.

Los médicos indican que antes de las 72 horas de lesión muscular, debes mantener contacto con el hielo que adormecerá los nervios, incrementará la presión sanguínea y reducirá la inflación. Por otro lado, si han pasado más de 72 horas y persiste el dolor muscular, es recomendable por el contrario aplicar sustancias calientes debido a que relajará al músculo y aumenta la irrigación sanguínea. Puedes usar aceites como el eucalipto, romero y pino o mentol y árnica, aplícalos al levantarte y al acostarte, abrigándote bien y vendando el músculo afectado sin afectar la circulación.

Los leves estiramientos junto a masajes en el músculo afectado, ayudarán a mejorar la lesión. Si a pesar de aplicar estos tratamientos caseros, el dolor persiste, puede ser señal de una torcedura o esguince, lo recomendable es acudir al médico que podrá realizarte radiografías y los exámenes pertinentes para determinar si obtuviste algún daño en un órgano.

Para evitar esguinces, torceduras o dolores musculares, debes realizar estiramientos antes de comenzar a hacer los ejercicios frecuentes y evita trabajar los mismos músculos todos los días, reposa por lo menos, 48 horas. Mantenerte siempre bien hidratado, tomar mucha agua ayuda al buen funcionamiento del organismo.

Fuentes:

http://remediosnaturales.about.com/

http://es.familydoctor.org/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here