¿Es posible ser una novia low cost?

0
214
Imagen cortesia de www.pixabay.com

Cuando tenemos una boda en puerta, debemos estar a cargo de muchos detalles, aún más si nosotras somos la novia. Pero lo que realmente nos preocupa sobre este tema es… ¡EL VESTIDO! Y todo lo relacionado a el, como el modelo, el estilo, donde lo compraremos, si vamos a optar por una modista, y sobretodo un gran factor el costo.

Para algunas personas el tener un presupuesto para la compra de su vestido puede ser limitativo, ya que la gran mayoría sueña con adquirir uno proveniente de una casa de alta costura, ¿pero quién no ha soñado eso?, el pequeño problema es el precio. Si optamos por uno proveniente de una gran firma comercial puede costar igual o más de lo que estas invirtiendo en la realización de este evento. Parece mentira, pero la inversión de ese gran traje puede desequilibrar el presupuesto de cualquier novia.

Pero tranquilas futuras novias ustedes que se encuentran en esa difícil búsqueda, te facilitaremos un poco esa labor. Lo primero que deben tener claro es el estilo que ustedes desea proyectar, una tendencia: clásica, vintage, boho chic, por mencionar algunas. Luego de tener delineado este género viene una de las partes complicadas, el modelo. Al tener estas dos características definidas podrás delimitar tus opciones.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Hoy en día las grandes marcas y diseñadores se encuentran trabajando en líneas de ropa low cost, y la industria de las bodas no se queda atrás. Esta puede ser una buena opción para iniciar tú búsqueda del traje de novia soñado. Entra en los web side de esas firmas y ve analizando el valor de cada pieza, para que vayas reduciendo tus alternativas.

Muchas novias se están uniendo a la tendencia vintage, casarse con un vestido antiguo. Puedes visitar esos lugares de venta de antigüedades, pero si cuentas con un presupuesto algo limitado, te sugerimos buscar en revistas y en páginas de historia, para que visualices los trajes de esa época, y buscar una buena modista que te lo pueda confeccionar. Esta es una actividad que requiere tiempo, es una original idea que si se ejecuta con precisión puedes obtener lo que sueñas. Además es una opción de bajo costo, ya que adquirir un traje antiguo te podría desajustar tu presupuesto.

Otra alternativa que puedes aplicar es el refrescar prendas, ¿qué quiere decir esto?, puedes tomar el vestido de tu mamá o de tu hermana mayor (si se encuentran en perfecto estado, claro está) y puedes modificarlo. Llévale tus ideas a tu diseñadora de confianza, ella te indicará si estos cambios son factibles o no. Así tendrías una prenda personalizada con toques originales y de un gran valor sentimental.

Tu momento como novia radiante no debe ser un causante de angustias, puedes planificar y ajustarte al presupuesto que tienes sin dejar de ser tu estilo a un lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here