¿Por qué los olores desencadenan recuerdos?

0
184
Imagen cortesia de www.pixabay.com

¿Te ha pasado que al percibir un olor recuerdas algún acontecimiento, lugar o persona? ¿Momentos vividos en tu infancia, los días en la universidad o las tardes en casa de la abuela?

Muchas personas no entienden el por qué de tal acción, pero todo se debe a la forma como el cerebro procesa los olores y los recuerdos.

Todos los sentidos están conectados con los recuerdos, pero el olfato, en particular, desencadena una oleada de recuerdos emocionales.

Algunas veces los olores logran trasladarte a la escena exacta, personas y situaciones, aun sin identificar a qué corresponde tal olor. Por ejemplo, estás sentado en el parque y percibes un olor que te recuerda a tu infancia, realmente no sabes si se trata de un alimento, objeto o persona, pero sí puedes conectar ese olor con un momento de tu niñez.

El olfato es uno de los sentidos más poderosos, y la memoria funciona a través de la asociación, de manera que no es extraño pensar que los recuerdos están ligados a ciertos aromas. A esta forma de guardar recuerdos se le conoce como memoria olfativa, y trabaja en conexión con el bulbo olfatorio, una estructura que procesa la información enviada por los receptores de olores.

Pero, ¿cómo funciona la memoria olfativa? Los epitelios olfatorios o receptores de olores, que se encuentran en el interior de las fosas nasales, atraen el estimulo olfativo y luego envían una señal al bulbo olfatorio. El bulbo olfatorio distribuye esta información a diferentes partes del cerebro, específicamente al sistema límbico. Posteriormente, la amígdala conecta esa fragancia con una emoción, y el hipocampo lo relaciona con un recuerdo.

La memoria olfativa se desarrolla a muy temprana edad, incluso estando en el vientre de la madre. Eso explica por qué algunos niños suelen calmarse con determinados objetos o alimentos, así como apegarse a cosas que aparentar no estar relacionadas.

Lo mismo sucede con los recuerdos o emociones negativas. Si alguna vez estamos en una situación en la cual nos sentimos inseguros o con miedo, seguramente estamos recordando alguna mala experiencia.

Muchas tiendas y restaurantes se valen de este tipo de relación para ejercer influencia en sus clientes a través de la memoria olfativa.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que percibas un olor que evoque algún momento vivido, persona o lugar, no se trata de un sexto sentido, sino del propio sentido del olfato.

Fuente: http://articles.mercola.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here