Novatadas financieras de nuestra juventud

0
415
Imagen cortesia de www.pixabay.com

Eres de las personas que viven bajo el lema YOLO (you only live once, frase popularizada por el rapero canadiense Drake a través de la canción The Motto), pero no cuentas con los fondos suficientes para costear ese ritmo de vida. Hoy en día, la gran mayoría de los jóvenes tiene la premisa de ahorrar para pensar cumplir con metas futuras, teoría avalada por la investigación realizada por la Universidad de Pensilvania, la cual reveló que iniciar el hábito de ahorrar desde muy jóvenes nos traerá una doble ganancia como resultado de esta actividad. Los expertos aconsejan, basar nuestros gastos n nuestro primer sueldo, y el restante destinarlo para ese fondo de ahorros.

Te vamos a señalar 5 errores que puedes estar cometiendo en tu vida financiera, ya identificados, podrá trabajar para enmendarlos y así enrumbarte en una saludable economía doméstica:

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

  1. Usar las tarjetas de crédito como dinero “extra”: ellas no pueden ser tu seguro financiero, no puedes cubrir los gastos que no lograste pagar con tu sueldo con las tarjetas de crédito. Lo que harías es vivir en un espiral de deudas, las cuales irían incrementando gracias a los intereses. ¡Prohibido hacerlo!
  2. Vivir sin un seguro médico: nadie está exento de sufrir un accidente, por eso debemos estar prevenidos en caso de que ocurra. Los gastos médicos son muy costosos y si no cuentas con un seguro de gastos médicos el fruto de tus ahorros se desvanecerán en el pago de las cuentas médicas, eso sí cuentas con un colchón financiero, pero si no tienes nada ahorrado, esto se convertiría en un verdadero dolor de cabeza.
  3. Gastar más de lo que ganas: nuestros egresos no pueden ser mayor que nuestros ingresos. Todos deseamos tener una vida llena de lujos, poder ir de compras siempre…pero lamentablemente eso no lo podemos hacer, ya que el número de facturas que tendremos que pagar sería enorme y nada controlable.
  4. No establecer un presupuesto: este es el ABC del control de nuestras finanzas. Lamentablemente, todos hemos cometido el error de gastar en cuestión de horas el dinero de nuestra quincena. Fijémonos la costumbre de realizar un presupuesto, así sabremos cuánto dinero estamos gastando.
  5. Gastos hormiga: parece mentira pero los gastos que se realizan de manera constante, en el tiempo suelen ser una fuga de capital. Qué pasaría si no efectuaras de manera diaria la compra de: caramelos, cigarrillos, el típico café después del almuerzo o ese dulce por las tardes que tanto nos encanta; suma cada uno de estos pequeños gustos y te darás cuenta que te encuentras invirtiendo uno suma de dinero (nada despreciable) en ellos.

Si nos acostumbramos a tener unas finanzas personales ordenadas y establecidas, bajo un presupuesto, a futuro podremos cumplir en plazas no tan largos nuestras metas.

Fuente:http://www.elle.mx/estilo-de-vida

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here