Importancia de la comunicación entre padres e hijos

0
1023
Imagen cortesia de www.pixabay.com

La comunicación entre padres e hijos no es como una receta de cocina, simplemente, no existen reglas básicas que permitan mejorar la comunicación familiar. Pues, cada familia es un mundo distinto con su propio lenguaje. Pero, aún así, debe existir formas de mejorar y cuidar la comunicación entre los miembros de la familia: la voluntad, el interés, disponibilidad por parte de los padres de buscar un espacio para lograr la sana convivencia. Recuerda que la mejor manera de logra una familia unida es a través de la comunicación.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Estos son algunos consejos que nos comparte la página web Guiinfantil.com para lograr una comunicación acertada entre padres e hijos.

  1. Observa el tipo de comunicación que llevas a cabo con tu hijo. Se recomienda tomarse unos días de observación, libre de juicios y culpabilidades. Puedes optar por conectar una grabadora en momentos habituales de conflicto o de sobrecarga familiar. Este si bien es cierto, es un ejercicio sano a veces, se puede tornar difícil, porque la realidad se muestra tal cual es y puede ser muy dura.
  2. Escucha activa y reflexivamente cada una de las intervenciones de tus hijos. Valora hasta qué punto merecen prioridad frente a la tarea que estás realizando; en cualquier caso, nuestra respuesta ha de ser lo suficientemente correcta para no menospreciar su necesidad de comunicación.
  3. Presta atención a las solicitudes de tus hijos. Si no podemos prestar la atención necesaria en ese momento, razonar con él un aplazamiento del acto comunicativo para más tarde. Podemos decir simplemente: dame 10 minutos y enseguida estoy contigo. Recordemos después agradecer su paciencia y su capacidad de espera.
  4. Responde de maneras distintas. Evita el empleo del mismo tipo de respuestas de forma sistemática para que nuestro hijo no piense que siempre somos autoritarios, que le hacemos sentir culpable, que le quitamos importancia a las cosas o le damos sermones.
  5. Deja las culpabilidades a un lado. Si hasta hoy los padres no hemos sido un modelo como comunicadores, pensemos que podemos mejorar y adaptarnos a una nueva forma de comunicación que revertirá en un bien para nuestra familia, suavizando o incluso extinguiendo muchos de los conflictos habituales con los hijos.
  6. Cambia o mejora hacia una comunicación más abierta. Es aconsejable establecer un tiempo de prueba, como una semana o un fin de semana, para valorar si funciona o no y si debemos modificar algo más. Los padres tenemos los hábitos de conducta muy arraigados y cambiarlos requiere esfuerzo, dedicación y, sobre todo, paciencia.
  7. Cumple lo prometido. Es importante que como padre cumplas con lo que has prometido a tu hijo, pero también lo debes enseñar a respetar los pactos que él, como hijo, hace contigo.
  8. Sé empático. Siempre, antes de reclamarle, intenta ponerte en el lugar de él y trata de empatizar con el niño de esta forma lograrán una mejor comunicación como familia.

Fuente: http://www.guiainfantil.com/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here