Datos curiosos sobre los cocodrilos

0
1670
Imagen cortesia de www.youtube.com

Considerada como una de las criaturas más aterradoras del mundo, el cocodrilo es un animal que resulta curioso. Es uno de los depredadores mejores adaptados de la naturaleza y sin enemigos naturales, lo que le permite ser el rey de los ríos, poderío que en algunas ocasiones llega hasta el mar. Diseminados por todo el mundo, los cocodrilos son los reptiles que más semejanzas tienen con los dinosaurios y estos son algunos datos curiosos sobre estos seres de sangre fría.

Sin miedo a la oscuridad. Uno de los atributos de los cocodrilos que puede pasar desapercibido o que es poco conocido es su habilidad para ver de noche, una ventaja sobre sus presas que logra gracias a sus ojos. Esto es posible gracias a la guanina, unos cristales que forman una capa llamada tapetum lucidum y está ubicada detrás de la retina. La pupila del cocodrilo de adapta para captar la mayor cantidad de luz posible, provenga del sol o la luna.

No es por pena ni dolor. Durante mucho tiempo estuvo instaurada la creencia que dictaba que los cocodrilos lloraban al comerse la presa. Diversas investigaciones se han realizado al respecto y ya se conoce la respuesta. Las glándulas lacrimales se encuentran cerca de las glándulas salivales, por ello se accionan cuando el cocodrilo come. De igual manera, es común verle “llorando” cuando esta fuera del agua para mantener sus ojos humectados.

Choque de titanes. A pesar de las diferencias y que se desarrollen en medios acuáticos distintos, es posible ver el enfrentamiento entre dos de los grandes depredadores que habitan en las aguas de nuestro planeta. Un cocodrilo de agua salada contra un tiburón toro, uno de los ataques más feroces que se pueden presenciar. El ganador indiscutible de la contienda es el cocodrilo de estuario, una especie que puede encontrarse en algunas regiones del Océano Pacífico y el Índico.

Aprovechar todo al máximo. En el cocodrilo nada es productor del azar, se trata del producto de miles de años de evolución que le permiten adaptarse a las condiciones más adversas. Y como si ver en la noche no es lo suficientemente sorprendente, tiene escamas que trabajan como paneles solares. Sí, suena extraño pero ya les explico. En la parte posterior del cuerpo de un cocodrilo se encuentran unas escamas especiales que se encargan de captar el calor del sol para mantener la temperatura del cuerpo.

Aunque usted no lo crea. Es recurrente imaginar a los cocodrilos desplazándose en el agua o en la tierra, lo que puede parecer extraño es ver a un cocodrilo trepado en un árbol. Y es que contra todo pronóstico, se han divisado cocodrilos trepados en las ramas de árboles de hasta 5 metros de altura. Es posible que este comportamiento se deba a su necesidad de termorregulación y para poder vigilar mejor su territorio.

Fuente: www.youtube.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here